A continuación te presentamos las instrucciones básicas para generar un ambiente armonioso, relajado, tranquilo y de bienestar en tu hogar, todo a través del uso de velas.

Primero necesitas prender las velas y apagar todas las luces. Si estas son aromáticas el ambiente será mucho mejor. Existen aromas ligados a efectos terapéuticos o que nos remiten personalmente a situaciones agradables de nuestro pasado.

Los aromas son importantes, pero también los colores. Los que mejor sentarán a tu ambiente serán los azules y violetas ya que calman tu mente y te invitan al descanso y meditación.

En cuanto a las esencias que te encantarán y a las cuales se les han atribuido efectos terapéuticos te recomendamos las siguientes: Canela, coco, lavanda, jazmín, sandía, manzana, gardenia, vainilla, limón, eucalipto, canela, rosa, geranio, naranja, tomillo y cedro.

Finalmente, como tip de recomendamos encender la vela por la mañana y por la noche para que el ambiente de relajación y tranquilad sea continuo. Cierra el cuarto y permite que se concentre el aroma. No olvides apagarlas cuando no estés en casa.